LO ÚLTIMO

Opinión: ¡No mezclar fútbol y política! 

El técnico de la Verdeamarela, Tite, ha rehusado reunirse con él, como también rechazó reunirse con Michel Temer meses atrás. Con esta actitud -que aplaudo y celebro-, Tite rompe la degradante tradición de los técnicos que, cual lacayos de la corte, tenían que ir a presentar sus respetos a los presidentes de turno.

Opinión: El equipo como organismo autorregulado 

La “Naranja Mecánica” puso en boga la analogía del equipo de fútbol con la máquina: cuestión de tuercas, poleas, pistones. Pero resulta que la analogía maquinista (el fútbol como máquina de guerra) no es, en realidad, la más feliz. Mucho más certero sería comparar a un equipo con un organismo viviente: la metáfora organicista o biologista. Concebir el equipo more biologicum, como si de una planta o un animal se tratase. Tanto en la máquina como en el organismo las partes existen e interactúan en función del todo, y el todo es inconcebible sin el coordinado accionar de sus partes.

La casa-cárcel costarricense 

La vida de los costarricenses no es de libertad: vivimos entre rejas, barrotes, fierros y alambres de púas para defendernos de los otros costarricenses. Y nos hemos acostumbrado a vivir de esta manera, que nos parece tan normal. ¿El antídoto? Ir a otros países para librarnos de este patrioterismo, nos recomienda Jacques Sagot.

Opinión: CR7 se suicida futbolísticamente 

Con su partida, CR7 abandona el mejor club del siglo XX, y emigra al calcio, una liga segundona, oscura, sin atractivo mediático, hiperdefensiva, donde los equipos enteros juegan con uno, quizás dos hombres en punta, con una afición que lo acogerá sin duda como a un dios, pero no le perdonará marcar menos que los 50 goles anuales que le hacía al Real.

Opinión: Lloro 

Fue una buena versión de Brasil, con un Neymar y un Marcelo que llegaron cojos, y jugaron heroicamente. Hoy lloro. Pero quizás mañana sonría, y vitoree, y exaltado, dé gracias a Dios por este deporte, que tanto nos maltrata a veces, pero que también sabe premiarnos.

Opinión: CR7: el músculo de la determinación 

Estuve largo rato observando y volviendo a observar la expresión de su rostro antes de cobrar el tiro libre con que a tres minutos del final establecía la paridad contra España. Momento dramático, momento de alta tensión, momento para los que no se quiebran, para los verdaderos guerreros.

Permiso para creer 

Ciencia y fe. Después de oír tocar a Menuhin a los trece años, Einstein se puso de pie, lloró y dijo: “Ahora sé que hay un dios”. ¿Hacía falta esta certificación?

Cargar más
LO MÁS LEIDO