Irene Rodríguez. 18 mayo
El jaguar es una de las especies que se analizará. Fotografía: Cortesía de FundaZoo
El jaguar es una de las especies que se analizará. Fotografía: Cortesía de FundaZoo

A partir de este lunes y hasta el próximo jueves 23 de mayo, cerca de 40 expertos en felinos se reunirán en Costa Rica para analizar la situación de los felinos de la región mesoamericana.

Las condiciones del jaguar, el puma, el ocelote, el caucel, el yaguarundí y el tigrillo serán estudiadas por especialistas en felinos de Estados Unidos, México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Perú y Costa Rica.

En el taller los expertos analizarán las necesidades de conservación de seis especies. Con base en ello, se generarán recomendaciones para los zoológicos, ya que, de acuerdo con los especialistas, estos espacios pueden desempeñar un papel importante en la conservación de estas especies.

El taller utilizará una metodología basadas en las directrices de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) sobre el manejo ex situ (en sitios fuera del hábitat natural de la especie) para la conservación de las especies.

Con esta metodología, se obtienen datos previos acerca del estado de las mismas en medios silvestres y en cautiverio, de los planes de conservación existentes.

Posteriormente se revisan las funciones potenciales de conservación directa e indirecta, los beneficios, factibilidad, costos y riesgos relativos de programas de conservación. Con base en esto, se proponen contribuciones potenciales a la conservación que pueden desempeñar los zoológicos, por ejemplo, experiencia o recursos de campo.

La actividad se llevará a cabo en el Parque Zoológico y Jardín Botánico Nacional Simón Bolívar. El taller cuenta con la coordinación de la Fundación Pro Zoológicos (FundaZoo), el Grupo de Especialistas en Planificación para la Conservación (CPSG Mesoamérica), la Comisión de Sobrevivencia de Especies (SSC) de la UICN, la Asociación Mesoamericana y del Caribe de Zoológicos y Acuarios (AMACZOO) y la organización Panthera.

El taller también cuenta con el apoyo de la empresa VOLCAFE Costa Rica y su marca “Café Jaguar”. Esta inciativa es parte de su programa en el que, por cada 100 libras de café que se venden, se destina $1 a fondos usados en proyectos de conservación e investigación.