Marvin Barquero. 30 julio
El Gobierno recordó que las comisiones por el uso de los datáfonos llegan en Costa Rica hasta el 7%, mientras en Europa oscilan entre 0,20% y 0,30%, lo cual encarece las transacciones. Foto de Shurtterstock.
El Gobierno recordó que las comisiones por el uso de los datáfonos llegan en Costa Rica hasta el 7%, mientras en Europa oscilan entre 0,20% y 0,30%, lo cual encarece las transacciones. Foto de Shurtterstock.

El Gobierno respaldó un proyecto de ley, presentado por 30 diputados, con la finalidad de reducir las tarifas que se cobran por el uso de los datáfonos en las transacciones en los comercios.

El respaldo gubernamental se concretó en una conferencia de prensa, este martes 30 de julio, en la Casa Presidencial, donde las ministras de Economía, Industria y Comercio (MEIC), Victoria Hernández, y de Planificación, Pilar Garrido, apoyaron al diputado oficialista Welmer Ramos, uno de los principales impulsores de la regulación.

Las ministras instaron a los legisladores a agilizar la iniciativa de ley. Garrido recordó que en agosto se inicia el periodo de sesiones extraordinarias, donde el Poder Ejecutivo fija la agenda legislativa.

Hernández confirmó que el plan para controlar estas comisiones será parte de los proyectos que el Gobierno llevará en este periodo extraordinario.

Por su parte, Laura Moreno, vicepresidenta de Relaciones Corporaticas de BAC Credomatic, dijo que están de acuerdo en la revisión técnica de la estructura actual de estos costos y de participar en el análisis de dichos estudios. Empero, justificó los cargos actuales en los costos en que incurren los emisores de las tarjetas y los adquirentes.

Una baja de solo dos puntos porcentuales en el cobro de comisiones por el uso de datáfonos en los pagos con tarjetas de crédito generaría un ahorro de ¢190.000 millones a los negocios, de acuerdo con las estimaciones iniciales de quienes impulsan ese proyecto de ley para regular ese mercado.

La suma fue revelada por el legislador Ramos durante la actividad en la Casa Presidencial. Agregó que en Costa Rica el cobro de esas comisiones promedia el 5% y alcanza, incluso, el 7%. Sin embargo, ese monto se define por sectores, con lo cual en el de gasolineras es del 1%.

Ramos y el Gobierno señalaron que, en Europa, por ejemplo, el cobro de estas comisiones es de 0,20% para las tarjetas de débito y de 0,30% para las de crédito. Mientras tanto, en Latinoamérica las comisiones oscilan entre 1,4% y 2,3%, según un boletín distribuido por Mideplan.

BAC Credomatic criticó la comparación de comisiones, por la diferencia de mercados, y aseguró que en su caso son menores al 5%.

Ese documento detalló que en Costa Rica los entes financieros cobran una comisión de afiliación compuesta por dos rubros: la comisión de adquirencia (cubre costos operativos y de transacción electrónica) y la comisión de intercambio (la cobra un ente por las transacciones de tarjetas que no fueron emitidas por ellos mismos).

Hernández, por su parte, adujo que esta proyecto adquiere todavía más importancia cuando los alcances de la Ley para el Fortalecimiento de las Finanzas Públicas pone prácticamente como medio de pago casi único a las tarjetas, tanto de crédito como de débito.

Recordó que actualmente circulan en Costa Rica cerca de nueve millones de tarjetas entre crédito y débito y dijo que, evidentemente, esa cifra se incrementará rápidamente por los alcances de la nueva ley.

Estudio de mercado

El Banco Central y el MEIC quedarán autorizados, de aprobarse el proyecto de ley, a realizar un estudio de mercado, en los tres meses siguientes a la vigencia del plan, según un transitorio. Sobre la base de ese análisis se determinará el monto de las comisiones, las cuales deberían ser diferenciadas por tarjetas de débito o de crédito.

Luego de ese primer estudio de mercado, el Banco Central y el MEIC deberán realizar una actualización del análisis anualmente y determinar con ello si mantienen o varían las comisiones.

Ramos recordó que es menos el riesgo de una transacción con una tarjeta de débito y por eso se solicita la diferenciación en las comisiones.

Cada comisión debería ser general para el mercado, sin las diferenciaciones que se aplican actualmente, porque es lo mismo el uso de la llamada y del datáfono para todos los sectores.

El legislador aclaró que no están sugiriendo montos para ese tipo de cobro en Costa Rica, pero repetidamente dijo que si en las gasolineras se cobra un 1% es porque les deja utilidades. “Nadie va a cobrar una comisión para perder”, señaló. De inmediato, recordó nuevamente las cifras de las comisiones usadas en Europa por el uso de los datáfonos.

Mientas tanto, Hernández repitió la disponibilidad del MEIC para realizar los estudios, e incluso dijo que su despacho ya ha hecho algunas investigaciones y consultas de este mercado desde hace más de un año. Reveló que las comisiones altas, a quienes más perjudican, son a las pequeñas y mediana empresas (pymes).

Se consultó a la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), por medio de su asesoría de prensa, pero se dijo que la organización estaba preparando una reacción ante las declaraciones del Gobierno.

Nota del editor: Esta información fue actualizada a las 6:00 p. m. con declaraciones de BAC Credomatic.