Óscar Rodríguez. 13 junio
El falta de empleo entre los jóvenes se atribuye como la principal razón de la reducción en la cantidad de afiliados al ROP. En la imagen, una reciente feria de empleo en Alajuela. Foto con fines ilustrativos: José Díaz para LN.
El falta de empleo entre los jóvenes se atribuye como la principal razón de la reducción en la cantidad de afiliados al ROP. En la imagen, una reciente feria de empleo en Alajuela. Foto con fines ilustrativos: José Díaz para LN.

La afiliación de jóvenes de 30 años o menos al Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias (ROP) cayó por tercer año consecutivo, un comportamiento que las administradoras de fondos relacionan con cambios demográficos y de mercado laboral.

El número de trabajadores cotizantes pasó de 736.249, en abril del 2015, a 727.956, al mismo mes de este año. Es decir, una reducción de 8.293 personas, según estadísticas de la Superintendencia de Pensiones (Supén).

Dicho fenómeno provocó que el peso de este grupo etario bajara dentro del ROP, pues pasó a representar el 28% del total de aportantes a los fondos complementarios de jubilaciones en abril anterior. Sin embargo, al mismo mes del 2015, eran el 31%.

Es la primera vez, desde la creación del régimen en el 2001, que la cantidad de jóvenes afiliados a alguna operadora de pensiones complementaria (OPC) se reduce de manera consistente, muestran los datos de la Supén.

Los administradores del ROP coincidieron en que el incremento del desempleo en los jóvenes, nuevas modalidades de trabajo y el efecto demográfico en la población costarricense afianzan la situación actual.

Por edad, el sector que más peso ganó en la estructura de cotizantes –en los últimos tres años– fue el de mayores de 59 años. Este grupo pasó de representar el 7,7% de los afiliados, en abril del 2015, a 9,2%, al mismo mes de este año.

El grupo más relevante de cotizantes son aquellos trabajadores de entre 31 años y 44 años quienes representaron casi el 40% del total de aportantes al ROP.

Hasta abril pasado, había 2,6 millones de contribuyentes al régimen obligatorio de pensiones.

Efectos del fenómeno

La dificultad de los jóvenes para encontrar empleo formal empieza a inquietar a las OPC.

Por ahora el fenómeno es pequeño, en tres años se redujeron en 8.300 los cotizantes de 30 años o menos; pero los administradores de los ahorros individuales prevén que la tendencia crezca en el futuro.

Menos cotizantes se transforma en menores aportes a los fondos de pensiones, tanto los básicos como los complementarios.

Los datos de Supén muestran que, en el 2017, hubo una desaceleración en el aporte de los trabajadores al ROP. La contribución ascendió a ¢391.168 millones anuales, es decir, 4% más en comparación con el 2016.

Sin embargo, la contribución entre el 2015 y el 2016 creció en casi 10%.

Las operadoras cobran una comisión mensual por el monto total de los recursos administrados de sus clientes. Se incluye tanto el monto del aporte como las ganancias de las inversiones con dicho dinero. Actualmente, esta comisión es de 0,50%.

"La reducción de jóvenes afiliados al ROP es ciertamente preocupante, (...) pues muestra que paulatinamente va siendo menor la cantidad de personas que cotizan para los mismos, como consecuencia del actual comportamiento demográfico y poblacional (en el cual cada vez hay menos jóvenes)", detalló Marvin Rodríguez, actual gerente del Banco Popular y quien fungiera como gerente de Popular Pensiones hasta el 3 de junio pasado.

Para Héctor Maggi, gerente de la OPC de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el alto nivel de desempleo y empleo informal entre los jóvenes debe inquietar al país.

"Si bien la estadística de disminución de la población menor de 30 años en el sistema de cuentas individuales nos debe preocupar, el frío está en la baja producción nacional y por ende en la falta de empleo", explicó Maggi.

La Encuesta Continua de Empleo, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), detalla que el mayor desempleo en la fuerza de trabajo está en los jóvenes.

Al primer trimestre de este año, existían dentro de la fuerza de trabajo 94.869 personas, de 15 a 24 años, desempleadas, es decir, 19% más frente al mismo periodo del 2017.

Este grupo fue, en los últimos cinco años, el que más desempleados registró en el ámbito nacional. Luego están las personas de entre 25 años a 34 años, muestran los datos del INEC.

"Sus causas (desempleo entre jóvenes) radica en dos aspectos: dificultad de encontrar empleo para personas jóvenes, y también, el hecho que en un segmento importante de ellos, recurren a empleo del tipo freelance (actividades independientes), lo cual los lleva a emplearse con un nivel de flexibilidad que los aleja de la formalidad", recalcó Hermes Alvarado, gerente de BN Vital.

Las OPC impulsan programas para crear conciencia entre los jóvenes acerca de la necesidad de establecer un ahorro individual para su retiro, tanto el obligatorio como el voluntario.

"Es muy importante seguir promoviendo espacios para que el segmento joven de la población piense desde ya en su pensión, pues entre más temprano empiece a contribuir, menos aporte mensual tendrá que hacer para acumular un buen saldo", manifestó Kattia Ajoy, gerente de Negocios de BCR Pensiones.

Los administradores de los fondos aprovechan el inicio de la bancarización de los jóvenes para promover las pensiones complementarias.