Óscar Rodríguez. 26 marzo
Las indemnizaciones por pérdidas generadas por incendios se disparó el año pasado en las aseguradoras, según datos de Sugese. En la imagen, el Cuerpo de Bomberos atiende un incendio en San José. (Foto ilustrativa) Foto: Alonso Tenorio.
Las indemnizaciones por pérdidas generadas por incendios se disparó el año pasado en las aseguradoras, según datos de Sugese. En la imagen, el Cuerpo de Bomberos atiende un incendio en San José. (Foto ilustrativa) Foto: Alonso Tenorio.

El pago de indemnizaciones en los seguros contra incendio y el de daños a bienes se dispararon en el 2018.

En ambas pólizas, junto con la de seguro de garantía crediticio o caución, se reportó el aumento más significativo en el índice de siniestralidad durante el año pasado.

Este indicador se calcula al dividir el costo de los accidentes pagados por un seguro, frente a las primas colocadas. Si el porcentaje es alto, podría implicar un ajuste en la tarifa de la póliza.

En el caso de la pólizas de incendios, las aseguradoras pagaron ¢27.720 millones por accidentes o siniestros el año pasado, lo cual significó el 32,8% del total de pólizas colocadas en esta línea, es decir ¢84.446 millones, según la Superintendencia General de Seguros (Sugese).

En el 2017, el indicador de siniestros fue del 18%, pues se pagaron ¢15.672 millones de los ¢86.894 millones de seguros vendidos en este ramo.

En el seguro de daños a los bienes, el índice de siniestralidad fue del 37,1% (se pagaron ¢12.054 millones en indemnizaciones) en el 2018, comparado con el 28,5% del 2017.

En caución, el indicador de pago de siniestros ascendió al 60,5% en el 2018, pues hubo indemnizaciones por ¢4.054 millones de los ¢6.694 millones ingresos generados por venta de este seguro.

Tomás Soley, jerarca de la Sugese, destacó que pese al incremento en las indemnizaciones de estas pólizas, el pago de siniestros estuvo por debajo del promedio de la industria el año pasado.

“En efecto el ratio de siniestros pagados brutos a primas brutas registró un aumento en el 2018, lo cual se debe a un mayor crecimiento en el pago de siniestros”, dijo Soley.

El jerarca destacó que la Superintendencia centra su preocupación en que las aseguradoras cumplan con el nivel de solvencia, capital y gestión de riesgo en su operación.

El pago por accidentes, ocurridos en el 2018, ascendió al 50,5% del total de pólizas vendidas por las aseguradoras

Dicho resultado quebró una tendencia de reducción en el indicador de siniestralidad que comenzó a reducirse, después del 2015, cuando llegó al 60,7% el nivel más alto desde la apertura del mercado de seguros.

Desglose del mercado

Elian Villegas, presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Seguros (INS), confirmó que, en el 2017, tuvieron una baja significativa en indemnizaciones por incendio y en daños a propiedades, la cual volvió a elevarse en el 2018.

La aseguradora pública posee el 76% de cuota de mercado en el ramo de incendio y el 31% en los seguros de daños a propiedad, según estadísticas de la Superintendencia.

“En caución hubo más casos, pequeños frente la volumen del Instituto, pero hubo una mayor cantidad de siniestralidad. En su mayoría fueron casos de créditos dados a empresas”, destacó Villegas.

Soley destacó que el impacto en primas, debido al alza de algunas líneas de seguros, dependerá la estructura de costos de cada compañía.

“Las primas no sólo responden a siniestralidad sino también a gastos administrativos, de distribución y utilidad”, recalcó el jerarca.

Por otra parte, las pólizas obligatorias mantuvieron también reportaron un nivel de siniestralidad alto.

En el caso del Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA) el pago de indemnizaciones representó el 81% de los ¢50.149 millones de primas vendidas.

En Riesgos del Trabajo, los siniestros pagados fueron el 71% de los ¢140.869 millones de aportes al seguro.

El Presidente del INS destacó que estas pólizas trabajan al costo, por lo cual su lógica es no generar ganancias, a diferencia de los seguros voluntarios donde hay competencia.

La aseguradora estatal es la única del mercado que vende las pólizas obligatorias.

Seguro de cosechas deja pérdidas al INS

El seguro de cosechas le generó pérdidas al Instituto Nacional de Seguros (INS) durante el año pasado.

La aseguradora pública pagó en indemnizaciones a sus clientes ¢338 millones, en el 2018, pero vendió pólizas por un valor de ¢236 millones, es decir tuvo una siniestralidad del 143%.

El INS tuvo más pagos de siniestros del seguro de cosechas que ingresos durante el 2018, según datos de Sugese. En la imagen, un cultivo de arroz en Guanacaste. Foto: Marvin Caravaca.
El INS tuvo más pagos de siniestros del seguro de cosechas que ingresos durante el 2018, según datos de Sugese. En la imagen, un cultivo de arroz en Guanacaste. Foto: Marvin Caravaca.

Elian Villegas, jerarca del INS, destacó que lo importante en esta rama de de negocio es colocar más pólizas.

"En este seguro incluimos coberturas nuevas para avícola y acuícola. Nuestro objetivo es diversificar en cultivos y zona geográfica porque es una forma de reducir la siniestralidad", explicó Villegas.

El jerarca detalló que la concentración en pocos cultivos puede afectar más dicha rama de seguro, por temas de clima o plagas.

Villegas también mencionó que, durante el año pasado, también hubo pagos de indemnizaciones por la tormenta Nate.

Los datos de la Superintendencia General de Seguros (Sugese) muestran que, en el 2016, la línea de pólizas de cosechas también generó pérdidas, pues se pagaron ¢915 millones por siniestros y hubo ingresos por ¢472 millones.

El año pasado sí generó ganancias, dado que los ingresos ascendieron a ¢220 millones y las indemnizaciones por ¢167 millones.

Tomás Soley, jerarca de la Sugese, destacó que los seguros de cosecha no representan pérdidas significativas para el Instituto.

Además destacó que esta línea cuenta con una reserva de ¢13.006 millones.