Patricia Leitón. 10 abril
Agencia del Banco Popular en Avenida Segunda. Los servicios financieros, que crecieron 7,1% en febrero del 2019 respecto al mismo mes del 2018, debido al aumento en los depósitos que mantienen las empresas y hogares en las sociedades monetarias de depósito, según explicó el Banco Central.Foto de: Diana Méndez
Agencia del Banco Popular en Avenida Segunda. Los servicios financieros, que crecieron 7,1% en febrero del 2019 respecto al mismo mes del 2018, debido al aumento en los depósitos que mantienen las empresas y hogares en las sociedades monetarias de depósito, según explicó el Banco Central.Foto de: Diana Méndez

La nueva información de la serie tendencia ciclo (excluye factores estacionales y coyunturales) que arrojó el índice mensual de la actividad económica (Imae), publicada la noche del miércoles 10 de abril por el Banco Central, muestra un leve repunte en la actividad económica.

Según dicho indicador, en diciembre la variación interanual (de cada mes respecto al mismo mes del año anterior) fue de 1,62%; en enero aumentó a 1,69% y en febrero, la más reciente, aumentó a 1,74%.

“Los datos al primer bimestre parecen indicar que el proceso de desaceleración que afectó a la economía en el segundo semestre del 2018 se ha detenido, mostrando una leve recuperación en la actividad económica nacional”, comentó el Banco Central, en un comunicado.

El IMAE es un indicador de corto plazo que tiene como finalidad aproximar la evolución del valor bruto de producción.

Entre las actividades que se recuperan se encuentran la enseñanza y las actividades financieras y de seguros.

Al presentar el programa macroeconómico del 2019 y 2020, el Banco Central había explicado que la huelga de los educadores del 2018 por tres meses era una de las razones que afectó el crecimiento en la producción ese año y que esperaban una recuperación en dicho sector, este año.

La entidad indicó que los servicios crecieron 2,8%, entre otros impulsados por los servicios financieros.

“Los servicios financieros, que crecieron 7,1%, debido al aumento en los depósitos que mantienen las empresas y hogares en las sociedades monetarias de depósito, así como el incremento en las comisiones por el uso de tarjetas de crédito”, explicó la entidad.

Entre las actividades que caen se encuentran la agricultura, con una baja de 1,04%, en febrero del 2019 respecto al mismo del año anterior, y el comercio, con una reducción de 0,28%.

“El déficit de lluvias que afectó al Caribe y a otras regiones del país asociado al fenómeno climático El Niño, explicó la disminución de 1,0% en la actividad agropecuaria, siendo la producción de banano la que resultó con mayor impacto y en menor medida, los cultivos de plátano, papa, cebolla y chayote”, detalló el Banco Central.

Respecto al comercio, resaltó la evolución negativa en la comercialización de vehículos y de materiales de construcción.

En entrevista con La Nación, el viernes 5 de abril, el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, comentó que la recuperación que muestra el Imae, sumada a la recuperación del índice de confianza al consumidor, son dos señales tempranas de reactivación.

“No son (esas señales) para tirar las campanas al vuelo, pero que ciertamente permiten intuir un punto de inflexión en la economía”, comentó Cubero.