Patricia Leitón. 13 mayo
El Banco Central ofrece depósitos electrónicos por medio de la plataforma Central Directo y los puede adquirir cualquier persona que tenga un certificado digital. Foto: Rafael Pacheco
El Banco Central ofrece depósitos electrónicos por medio de la plataforma Central Directo y los puede adquirir cualquier persona que tenga un certificado digital. Foto: Rafael Pacheco

Dos de los principales participantes en el mercado financiero, el Ministerio de Hacienda y el Banco Central, han recortado las tasas de interés de sus instrumentos.

La situación se refleja en algunos puntos de la curva soberana (muestra tasas y rendimientos de los instrumentos del Banco Central y Hacienda) y en otros ejemplos que suministró el Banco Central.

Según la información que publica el Banco Central en su página web, la reducción ha sido mayor en lo plazos mayores; por ejemplo, para el plazo de 15 años, en la semana del 6 al 12 de marzo el rendimiento era de 15,09% y para la semana del 8 al 14 de mayo es de 12,79%.

A raíz de esta tendencia, el Banco Central disminuyó, el 2 de mayo pasado, las tasas de interés que ofrece por sus depósitos electrónicos para todos los plazos que oscilan entre siete y 1.800 días (cinco años).

Para depósitos a siete días la tasa pasó de 3,80% a 3,40%; para los plazos de 30 a 59 días, de 4,95% a 4,25% y para depósitos a 1.800 días, de 12,25% a 12%. Todas son tasas brutas que no tienen la reducción del 8% del impuesto sobre la renta.

Estos depósitos se ofrecen por medio de la plataforma Central Directo y los puede adquirir cualquier persona que tenga un certificado digital. La inversión mínima es de ¢100.000.

La entidad había hecho otro ajuste a la baja en algunos de los plazos de estos depósitos el 13 de abril pasado.

La División de Gestión de Activos y Pasivos del Banco explicó, mediante una respuesta escrita, que la reducción es coherente con la tendencia a la baja que se ha observado en las últimas semanas en las tasas de otros instrumentos ofrecidos por los emisores soberanos (Ministerio de Hacienda y Banco Central).

Detalló que en el mercado primario (donde los valores se negocian por primera vez), en colones, el Ministerio de Hacienda disminuyó los rendimientos de sus bonos para plazos de dos a 11 años entre nueve y 108 puntos base (100 puntos base son un punto porcentual) a lo largo de abril.

El Banco Central también disminuyó las tasas de asignación en el mercado primario de los Bonos de Estabilización Monetaria entre 10 y 40 puntos base, para plazos de seis meses y dos años plazo).

“Los rendimientos en mercado secundario de los valores emitidos por el Ministerio de Hacienda y por el Banco Central de Costa Rica han experimentado reducciones en las últimas tres semanas de hasta 75 puntos base en colones”, comentó la entidad.

Además, el Ministerio de Hacienda realizó una reducción generalizada en las tasas de sus instrumentos no estandarizados (con características diferentes) en colones, ofrecidos por medio de Tesoro Directo, de entre 10 y 89 puntos base.

El Banco Central también había bajado la tasa de política monetaria el 28 de marzo pasado, que es una tasa de referencia y la cual tiene impacto sobre otras tasas de interés, aunque con rezago.

Con los ajustes que ha realizado el Banco Central las tasas de sus depósitos para algunos plazos quedan por debajo de las que ofrece el sistema financiero y en otros casos por encima.

Por ejemplo, a seis meses plazo (180 días) la tasa bruta que le ofrece la autoridad monetaria es de 6,95% y la tasa pasiva (para ahorros) promedio negociada por el sistema financiero para 180 días, en la semana del 1.° al 7 de mayo fue 7,65%.

Para el plazo de 1.800 días la tasa que ofrece el Banco Central es de 12% y la promedio negociada por el sistema financiero para más de 1.800 días, en la semana del 1 al 7 de mayo, fue 11,34%.

En febrero pasado este diario había publicado que las tasas que ofrecía el Banco Central por sus depósitos superaban a las de las entidades financieras, lo cual es contradictorio pues las inversiones en la autoridad monetaria ofrecen menor riesgo.