Por: Cristina Fallas Villalobos.   29 mayo

Las cadenas de cines que operan en Costa Rica aun ven posibilidades de expandirse en el territorio nacional, de la mano de complejos de uso mixto grandes y pequeños.

Según un sondeo realizado por La Nación, actualmente hay ocho empresas dedicadas a la proyección de películas, que son: Cinemark, Cinépolis, CCM Cinemas, Citicinemas, Nova Cinemas, Magaly, Multicinemas y Multicines.

Nova Cinemas tiene tres complejos de cines ubicados en Avenida Escazú, Plaza Real Alajuela y Ciudad del Este en Curridabat. Fotografía Jeffrey Zamora / Archivo.
Nova Cinemas tiene tres complejos de cines ubicados en Avenida Escazú, Plaza Real Alajuela y Ciudad del Este en Curridabat. Fotografía Jeffrey Zamora / Archivo.

Siete de estas ocho compañías (se excluyó a CCM Cinemas, que no brindó información) ofrecen, en conjunto, más de 130 salas distribuidas mayormente en la Gran Área Metropolitana (GAM).

Algunas, también tienen presencia en zonas alejadas como San Carlos, Jacó, Pérez Zeledón y Liberia.

Dicha cifra seguiría en aumento durante los próximos años. Por ejemplo, Cinemark ampliará su presencia durante el último trimestre del 2018.

Esta empresa prevé iniciar operaciones en Oxígeno, un proyecto de Grupo Cuestamoras que comprende 140.000 metros cuadrados (m²) de construcción, en Heredia.

Las instalaciones en este complejo herediano tendrán ocho salas con los diferentes conceptos que maneja la compañía. Entre ellos, el D-Box, que consiste en asientos que están programados para moverse con la película; o Premier, con butacas reclinables con servicio personalizado y un menú variado y diferente.

Cinemark no realizaba una apertura desde noviembre del 2016 al abrir en City Mall, Alajuela.

Una cadena que estrenó instalaciones recientemente es Nova Cinemas.

La compañía habilitó nueve salas –representan más de 1.300 butacas– en el complejo Ciudad del Este en Curridabat (un proyecto con 8.000 m² de área alquilable).

Ese cine tiene la primera sala IMAX híbrida en Costa Rica, dotada de butacas regulares y un área vip con asientos de cuero reclinables y servicio de alimentación y bebidas dentro de la misma sala.

Gustavo Sáenz, gerente general de Nova Cinemas, mencionó que la empresa no descarta continuar con su expansión, eso sí, fue claro en que la GAM está saturada.

"Los números así lo demuestran (la saturación). La oferta crece pero el mercado se mantiene igual o disminuye. Las oportunidades están, tal vez, en las ciudades o provincias fuera de la GAM; sin embargo, al ser inversiones altamente onerosas con estructuras de costos operativos tan altos, obliga a las cadenas a monitorear bien las zonas antes de tomar una decisión", agregó Sáenz.

Por ahora, la compañía analiza varios proyectos, pero no prevé concretarlos en el corto plazo.

Cinépolis también es otra cadena que mira posibilidades de crecimiento en el país, aunque su apertura más reciente fue en junio del 2016 con nueve salas dentro del complejo Terrazas Lindora (proyecto con una primera etapa de 55.000 m²).

"Es probable que haya posibilidades de crecimiento siempre que las condiciones del país y el proyecto lo permitan", mencionó Sylvia Clark, de Relaciones Corporativas de esta firma.

Para esta cadena, más allá de solo ampliar su presencia en territorio costarricense, se concentra también en ejecutar renovaciones y mejoras a sus complejos.

La Nación intentó conocer los planes de inversión de Citicinemas, Multicinemas y CCM Cinemas; sin embargo, no se obtuvo respuesta.

Justo CCM Cinemas, en noviembre del 2016, reconoció que no tenía el capital suficiente para hacerle frente a competidores como Cinépolis y Cinemark, por lo que había replanteado su estrategia y se enfocaron en la apertura de salas fuera de la GAM y lugares residenciales.