Por: Daniela Cerdas E..   14 junio
08/06/2014. Mientras que en el MEP existen jefes sin subalternos, hay otros que tienen a cargo entre 100 y hasta 400 personas cada uno
08/06/2014. Mientras que en el MEP existen jefes sin subalternos, hay otros que tienen a cargo entre 100 y hasta 400 personas cada uno

Ocho funcionarios en el Ministerio de Educación Pública (MEP) son jefes pero solo en la planilla. No tienen equipo que liderar, instrucciones para dar ni resultados qué evaluar.

Estas personas "trabajan" en las oficinas centrales y regionales del MEP; reciben salario de jefe, pero, según la misma Dirección de Recursos Humanos, no reportan trabajadores a cargo.

Las ocho jefaturas sin subalternos le cuestan al MEP ¢158,4 millones al año; cada uno gana en promedio ¢1,65 millones mensuales.

Son funcionarios nombrados en los departamentos de Gestión y Producción de Recursos Tecnológicos y en la Unidad de Gestión Cooperativa; otros están reubicados, haciendo labores administrativas, o cumpliendo funciones en otros departamentos diferentes a aquellos en los que fueron nombrados.

Aparece además una jefa en el cargo de diseñadora, quien tampoco tiene subalternos. El caso se justifica, según el MEP, porque "al ser un puesto técnico no puede tener a cargo personal profesional".

En el otro extremo están quienes tienen bajo su responsabilidad entre 100 y 400 personas.

Yaxinia Díaz, directora de Recursos Humanos, atribuyó la situación a las diferentes reorganizaciones que se han aplicado en el MEP, la última se realizó mediante decreto y provocó que algunas estructuras y departamentos quedaran con esas desigualdades de personal.

"Nosotros tenemos una estructura de (Dirección General del) Servicio Civil. La clasificación de puestos se hace según el nivel de facultades y responsabilidades; habrá direcciones que tengan más responsabilidad y dificultad que otras", dijo.

Según Díaz, deben cumplir el principio de legalidad, según el cual, solo pueden actuar apegados estrictamente a lo que diga la normativa. En este caso, dice, deben mantener una estructura homóloga.

En oficinas centrales y regionales trabajan 3.269 funcionarios; 168 de ellos tienen un puesto de jefatura.

Édgar Mora, ministro de Educación, dijo que al llegar a esta cartera estudió el organigrama del MEP para determinar si la forma en la que está estructurado potencia el cumplimiento de sus funciones, o, por el contrario, genera procedimientos burocráticos innecesarios.

“Le estamos dando un ultimátum a las jefaturas respectivas para que pongan a derecho sus estructuras. El jefe debe tener el personal a cargo que originalmente estaba cuando se creó la unidad. Si no tiene personal a cargo, se reasignará el puesto; la persona puede descender y se le tiene que rebajar el salario”, Yaxinia Díaz, MEP.
Con pocos subalternos

La Dirección de Recursos Humanos del MEP también reportó cinco jefes que solo tienen una persona a cargo, cada una.

Estos cinco funcionarios lideran la Unidad de Recursos de Amparo, la Unidad de Arquitectura en Sistemas de Información, la Unidad de Seguridad y el Departamento de Bases de Datos y Seguridad.

Hay otro que cumple funciones en la Dirección de Gestión y Control de Calidad.

Cuatro jefes más tienen dos personas a cargo cada uno; cinco que tienen tres y ocho que tienen cuatro personas bajo su mando.

Yaxinia Díaz explicó que en marzo del 2015, es decir hace más de tres año, el Departamento de Planificación Institucional envió una circular a las nuevas jefaturas para que revisaran y reacomodarán las estructuras.

Al parecer, sin embargo, no se cumplió.

Con la llegada del nuevo ministro, Édgar Mora, se reiteró la orden. Según Díaz, él fue "muy enfático" en la necesidad de poner orden en este tema.

"Las personas que ocupan cada puesto deben cumplir con las responsabilidades que le han sido asignadas; para su cumplimiento debemos garantizar que cuenten con el debido personal a cargo, pero también con la supervisión debida. Con esta información, podremos analizar si se requiere reforzar, suprimir o fusionar estructuras jerárquicas o puestos que podrían haber sido creadas al margen de la organización vigente, y no son de verdadero aporte al cumplimiento de nuestras funciones", indicó el ministro.

Es por eso que el 1°. de junio, la Dirección de Recursos Humanos envió la circular (DRH-5690-2018-DIR) a los directores de oficinas centrales y jefes de departamentos en la que se les dio un mes para actualizar cada una de las estructuras.

"El propósito es que sean aprovechados y debidamente utilizados los fondos públicos en cuanto a los costos generados por la planilla institucional", señala el documento.

Según la instrucción, el encargado de cada departamento o dirección tiene que hablar con el jefe que está sin subalternos o con poco personal a cargo para asignar los trabajadores que corresponda. En caso de que no se le pueda asignar el personal se debe reportar la situación a Recursos Humanos.

"Le estamos dando un ultimátum a las jefaturas respectivas para que pongan a derecho sus estructuras. El jefe debe tener el personal a cargo que originalmente estaba cuando se creó la unidad. Si no tiene personal a cargo, se reasignará el puesto, la persona puede descender y se le tiene que rebajar el salario", dijo Díaz.