Por: Gerardo Ruiz R..   13 junio
El presidente de la República, Carlos Alvarado, conversó el martes con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno. Alvarado viajó a Washington, Estados Unidos, a intentar tranquilizar a los organismos financieros sobre el estado de las finanzas públicas. Foto: Casa Presidencial.
El presidente de la República, Carlos Alvarado, conversó el martes con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno. Alvarado viajó a Washington, Estados Unidos, a intentar tranquilizar a los organismos financieros sobre el estado de las finanzas públicas. Foto: Casa Presidencial.

No es casual que Carlos Alvarado haya escogido a Washington como el destino de su primer viaje al exterior como presidente de la República.

La amenazante crisis fiscal y la necesidad de que el país les transmita calma y seguridad a los organismos financieros internacionales, con sede en esa ciudad, motivaron a Alvarado a visitar la capital estadounidense a pocos días de haber asumido la Presidencia.

Allí conversó el lunes con Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y este miércoles sostuvo encuentros con los representantes del Council of the Americas, que aglomera a 20 empresas y cámaras empresariales, así como con el Foro Económico Mundial.

Este miércoles, durante una entrevista con el medio La Voz de América, Carlos Alvarado calificó como "contundentes" las acciones que ordenó para controlar el gasto público y dijo que uno de los objetivos de su visita a la capital de Estados Unidos fue comunicar el compromiso de su administración con alcanzar gradualmente el equilibrio entre los ingresos y los gastos del Gobierno central, durante los próximos 4 años.

"Es lo que estamos comunicando a nuestros socios, a otros países, para trasladarles la confianza de que Costa Rica quiere lograr resolver esto (la problemática fiscal), al tiempo que hace cosas importantes para avanzar en energías limpias e infraestructura", comentó.

Cuando se le consultó al mandatario qué respuesta obtuvo de los organismos financieros internacionales cuando les informó sobre las acciones, Alvarado respondió que fue satisfactoria.

"Mi decisión, en estos 30 días, ha sido adoptar medidas contundentes iniciando el gobierno y así lo hemos hecho, medidas que en el pasado no se adoptaron las estamos adoptando, porque parte del proceso para resolver esta situación es mostrar la contundencia de que se está tomando muy en serio la prioridad y trasladar esa confianza (...). Estamos demostrando categóricamente que queremos resolverlo (el déficit)", comentó.

Si el mensaje de Alvarado cala en las autoridades de esas organismos, su gobierno podría obtener un crédito para apoyo presupuestario por el orden de los $1.000 millones.

Después de anunciar las medidas de recorte de gasto del Gobierno central, el 30 de mayo, la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, afirmó que los organismos mencionaron la posibilidad de reabrir la negociación de un crédito con esas características, la cual no prosperó durante la administración de Luis Guillermo Solís (2014-2018), en la que no hubo avances sustanciales en materia de reforma tributaria.

El Ejecutivo ejecutó recortes al gasto público por el orden de los ¢49.000 millones para el 2018, metiendo la tijera principalmente en el pago de beneficios salariales para los empleados del Gobierno Central, entre otras acciones administrativas y legislativas para contener los giros en ese y otros rubros.

Uno de los objetivos de la gira de Alvarado a Washington, que inició el lunes pasado, es comunicarles esas decisiones a los acreedores de Costa Rica, a sus socios comerciales y a los organismos que podrían arrojarle un salvavidas al país.

Otros de los organismos con sede en Washington que tienen su lupa puesta sobre la situación fiscal costarricense son el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Carlos Alvarado conversó este miércoles con el subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Sullivan. El mandatario también se reunió con el Comité de Relaciones Exteriores del Congreso de Estados Unidos. Foto: Casa Presidencial.
Carlos Alvarado conversó este miércoles con el subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Sullivan. El mandatario también se reunió con el Comité de Relaciones Exteriores del Congreso de Estados Unidos. Foto: Casa Presidencial.
Otros ejes

Además de entregarles a los organismos multilaterales el mensaje de que se está aplicando en la tarea de reducir el gasto público, Carlos Alvarado también viajó a Washington con la misión de mejorar la cooperación ambiental y en seguridad.

Este miércoles, Alvarado y su ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, se reunieron con 15 directores ejecutivos de las principales organizaciones dedicadas a la conservación ambiental de los Estados Unidos.

Su gobierno se impuso el objetivo de lograr que el país deje de depender de combustibles fósiles en el 2021, año del bicentenario de la independencia de Costa Rica.

En el ámbito de la seguridad, el presidente viajó a Estados Unidos con su ministro de Seguridad Pública, Michael Soto. Ambos se reunieron con el subsecretario de Estado, John Sullivan.

Durante el gobierno de Barack Obama, Costa Rica logró que Estados Unidos le hiciera la donación de equipo para seguridad más importante de los últimos 30 años.

El gobierno de Donald Trump ratificó la donación de equipo y dinero para la Fuerza Pública. Carlos Alvarado viajó para profundizar la cooperación en esa materia con el gobierno de Estados Unidos, especialmente en el combate al narcotráfico.

Cita con expresidentes

Este jueves, de vuelta en Costa Rica, Alvarado se reunirá con los expresidentes Óscar Arias, Rafael Ángel Calderón, Laura Chinchilla, José María Figueres, Abel Pacheco y Luis Guillermo Solís, al tiempo que Miguel Ángel Rodríguez se integrará vía Skype.

El objetivo de la reunión es analizar temas de interés nacional, así como aprender de las experiencias de los exgobernantes.