Armando Mayorga. 13 junio
Johnny Araya Monge, alcalde de San José. Foto: Alonso Tenorio
Johnny Araya Monge, alcalde de San José. Foto: Alonso Tenorio

El alcalde de San José, Johnny Araya, es uno de los 300 costarricenses que no pudieron despegar este miércoles rumbo a Rusia, debido a la cancelación del vuelo chárter que habían pagado.

A las 7:10 p. m., Araya relató a La Nación que, una hora antes, recibió un mensaje de uno de los amigos con los que viajaba, el cual le indicó que, según la empresa Destinos TV, el vuelo fue cancelado y todos serían reubicados en vuelos comerciales "en las próximas horas".

A ese amigo, agregó, le contaron que la agencia de viajes habría sido víctima de una estafa con el avión que contrató inicialmente.

Por esa razón, optaron por otra nave, pero no lograron obtener los permisos de tráfico áereo en Rusia.

“Yo quiero ir al Mundial”, dijo Araya, quien planeó este viaje desde hace 10 meses y, según dijo, tuvo que correr para dejar todo listo, a fin de tomar vacaciones. "Yo aclaro, tomé vacaciones", enfatizó.

El plan inicial del avión era salir este 13 de junio a la 1 a. m. y llegar a Samara, Rusia, a las 3:30 a. m. del jueves. La excursión regresaría el día 29.

Costa Rica abre su participación este domingo 17, en Samara, contra Serbia. Luego, jugará el viernes 22 contra Brasil y, el miércoles 27, contra Suiza.

El vuelo en un airbus 330 en que viajarían 300 costarricenses al Mundial de Rusia fue cancelado por la agencia de viajes Destinos TV, pues la nave contratada no obtuvo los permisos de tránsito aéreo hacia ese país, informó José Cortés.

Cada pasajero tenía derecho a llevar una maleta con un peso máximo de 23 kilos y una pieza de mano con un peso máximo de 10 kilos.

El 4 de junio, Destinos TV anunciaba en su perfil de Facebook los últimos espacios por un valor de $8.575 más $500 de impuestos por persona, es decir, más de ¢5,2 millones en total. El 7 de junio, aumentó el precio a $9.999 en total, unos ¢5,8 millones.