Carlos Láscarez S.. 18 octubre

Un sindicalista de la Imprenta Nacional de apellidos Fernández Esquivel, quien fue captado en video cuando lanzó un objeto contra el vehículo del presidente Carlos Alvarado fuera del Teatro Nacional, podría ser despedido, confirmó Víctor Barrantes Marín, viceministro de Gobernación.

Este miércoles, el Ministerio de Gobernación envió una carta a Carlos Torres Salas, director general de la Imprenta Nacional, para que inicie con los trámites y el expediente de despido sin responsabilidad patronal ante el Servicio Civil.

“El propio día de la actividad (3 de octubre) que se dio el reporte del hecho, el señor director me envió una nota con copia al ministro de Seguridad, Michael Soto, indicando lo que había sucedido. Por Ley General de Administración Pública se tiene un mes de tiempo a partir de que se conoce de un hecho. En estos días lo que hicimos fue analizar las vías que existen y qué tipo de procedimiento correspondía”, manifestó Barrantes a La Nación la noche de este jueves.

Un grupo de manifestantes insultó al presidente Carlos Alvarado, a la salida del Teatro Nacional. Foto: Albert Marín.
Un grupo de manifestantes insultó al presidente Carlos Alvarado, a la salida del Teatro Nacional. Foto: Albert Marín.

Se conoció que Fernández, de 49 años y vecino de Heredia, labora en el departamento de Diarios Oficiales.

(Video) Huelguistas insultan al presidente Carlos Alvarado: ¡no tenés huevos!

“Entiendo que el señor Fernández se mantiene en huelga todavía; no ha regresado a la institución, por lo que ahora habrá que ver el tema de la notificación. Para señalar un hecho irregular se analizó un video. Sin embargo, es difícil adelantar un criterio. Se le debe individualizar y determinar que la conducta incumplió con alguna normativa, lo que le corresponderá al tribunal", explicó el viceministro.

En la carta enviada a Torres, de la cual La Nación tiene copia, se indica que en conexidad con los artículos 61.F y 71 del Reglamento Autónomo de Organización y Servicios de la Imprenta Nacional, se solicita girar las instrucciones necesarias a la Asesoría Jurídica Institucional, a efectos de que se le confeccione, ante el Servicio Civil, el despido sin responsabilidad patronal por pérdida de confianza.

También en la carta firmada por Barrantes se indica que puede aportar las pruebas pertinentes que se tengan, como lo podrían ser fotografías, notas periodísticas, videos u otros documentos, para la gestión de despido.

Los hechos

El 3 de octubre, el mandatario Alvarado fue abordado, a eso de las 10:30 a. m., por un grupo de manifestantes que lo esperaban en las afueras del Teatro Nacional, luego de que participara en la inauguración del IV Congreso de Movilidad Urbana.

El presidente esperó cerca de 30 minutos dentro del recinto para salir. Sin embargo, mientras se dirigía hacia su vehículo, fue seguido por un grupo de huelguistas que lo insultaban e increpaban. Incluso uno de ellos lo empujó por detrás y, en las tomas de video, se ve cuando un hombre, que se presume es Fernández, se agacha, recoge algo del suelo y se lo lanza al carro oficial del gobernante.

Entre los manifestantes se observó a personas identificadas como empleados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), entre ellos, el que le dio el empujón, al que también esa entidad le abrió una investigación.

Además fuentes policiales informaron de que en el sitio decomisaron “miguelitos” –que son varillas de construcción cruzadas para estallar llantas– colocados debajo de los vehículos policiales, algunos de los cuales presentaban golpes y rayonazos.

En la actividad a la que asistió el mandatario, también participó la primera dama, Claudia Dobles, quien es una de las organizadoras y ponentes del Congreso, al que asisten expertos internacionales.

Horas después del ataque, Alvarado regresó al sitio de la agresión y manifestó, por medio de una transmisión en Facebook Live, que en Costa Rica habita gente pacífica.

"Que nadie nos quite la paz. Esta es Costa Rica, gente pacífica, gente tranquila, gente que vive en paz”, expresó Alvarado.

En el video, de poco más de cinco minutos, se observa a Alvarado caminando por la plaza capitalina, mientras insiste en el mensaje de paz: “Hoy lo que vimos fue tal vez una excepción, algo que no queremos ver, pero para eso estamos trabajando, para conservar lo que más amamos de nuestro país, eso es lo que queremos hacer (...). Y podemos caminar en paz, no hay que perder eso”.