Carlos Láscarez S.. 21 septiembre

El vicepresidente de la República, Marvin Rodríguez Cordero, quien fue sindicalista y maestro, instó a los sindicatos a que depongan la huelga que cumplió 12 días este viernes.

Así lo dio a conocer este viernes mediante un comunicado de prensa enviado por la Casa Presidencial, en el cual lamenta los actos que han afectado a diferentes sectores de la población.

El 1 de setiembre el vicepresidente de la República, Marvin Rodríguez participó junto al mandatario Carlos Alvarado de la inauguración de la Terminal Portuaria Petrolera del Atlántico de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), en Moín. Foto: Mayela López
El 1 de setiembre el vicepresidente de la República, Marvin Rodríguez participó junto al mandatario Carlos Alvarado de la inauguración de la Terminal Portuaria Petrolera del Atlántico de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), en Moín. Foto: Mayela López

“Ha sido lamentable la afectación provocada a distintos sectores de la población; tal es el caso de las personas que requieren urgentemente de una cirugía, adultos mayores que perdieron sus citas médicas y los actos vandálicos que han puesto en riesgo la vida de muchos costarricenses", manifestó Rodríguez.

El vicepresidente añadió que también “han privado de la posibilidad de que niños y niñas puedan alimentarse en los comedores escolares, aun cuando podría ser la única comida que reciban en el día, e incluso, impedir a los y las trabajadoras el derecho al tránsito y a ingresar a sus centros de trabajo, entre otros".

“Bajo esta coyuntura, hago un sincero llamado a los líderes sindicales para que reflexionen y actúen responsablemente. Les insto a reconocer que la continuidad de esta huelga no es la ruta que pondrá fin a este conflicto. Costa Rica se encuentra en un periodo crítico y demanda una toma de decisiones fuerte y contundente, que junto a esfuerzos solidarios, serán un hito que la historia nos va a agradecer”, expresó Rodríguez.

En el comunicado, Casa Presidencial indica que "si bien, la huelga constituye un derecho de las trabajadoras y trabajadores, que debe aplicarse como última instancia cuando se han agotado todas las vías de diálogo, el caso puntual de esta huelga, que inició el pasado 10 de setiembre, presenta situaciones particulares que el vicepresidente no comparte'.

“El vicepresidente Rodríguez ha reafirmado sus raíces y su compromiso con la lucha social como parte de nuestra tradición democrática. Ha señalado con claridad que él es un maestro con vocación social y que esta condición lo ha llevado a comprometerse con los sectores más vulnerables y excluidos de la población costarricense”, expresó el Gobierno.

El pasado jueves, Albino Vargas, sindicalista de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), posteó en Twitter: “Que el 2do. vicepresidente se pronuncie abiertamente a favor de la huelga, debemos interpretarlo como un llamado del ala no neoliberal del gobierno Piza-Alvarado para que no aflojemos y, por el contrario, que fortalezcamos el movimiento. Don Marvin honra sus raíces sociales”.

Rodríguez fue uno de los líderes sindicales que recibió al exmandatario Luis Guillermo Solís con un paro de maestros y profesores en mayo del 2014, el cual se extendió durante 26 días.