Yeryis Salas. 10 julio
En febrero del 2016 se realizaron arreglos parciales en el servicio de Nutrición del San Juan de Dios, luego de varias protestas de sus empleados. En las imagenes los cambios visibles en el área atendida.
En febrero del 2016 se realizaron arreglos parciales en el servicio de Nutrición del San Juan de Dios, luego de varias protestas de sus empleados. En las imagenes los cambios visibles en el área atendida.

El servicio de Nutrición del Hospital San Juan de Dios paralizará funciones este miércoles a partir de las 6 a. m., en reclamo por las supuestas malas condiciones de infraestructura y equipo en la cocina del centro médico.

Según indicó Michael Matarrita, dirigente sindical de la Unión de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (Undeca), “han tocado puertas a los entes competentes para agilizar la modernización, pero las puertas se nos han ido cerrando”.

“El cielorraso está totalmente deteriorado, caen pedazos al suelo, el calor es terrible, no hay sistema de aire y los olores son insoportables, el lugar no es apto para brindar un buen servicio”, aseguró Matarrita.

Los empleados reclaman una supuesta desatención a la orden sanitaria del Ministerio de Salud del 2015, que exigía tomar medidas para mejorar el estado de la planta física y las condiciones insalubres de los implementos de cocina.

Ante este anuncio, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) informó de que la jefa de Nutrición del Hospital, Lorena López Jenkins, "está tomando las medidas necesarias" para cubrir la atención de los pacientes durante la huelga.

Ileana Balmaceda Arias, directora del Hospital, explicó que está problemática ha sido abordada desde hace alrededor de tres años y en estos momentos se está realizando un estudio de viabilidad para el diseño de un nuevo edificio.

Además, apuntó que a la jefa de Nutrición y la directora administrativa financiera, Maritza Campos, no pudieron ingresar a una negociación entre las partes realizada este martes, aunque Matarrita afirma que sí participaron en la reunión.

En febrero del 2016 el HSJD realizó una serie de mejoras parciales en el área de Nutrición, las cuales eran consideradas urgentes según una orden sanitaria girada por el Ministerio de Salud en noviembre del 2015.

En aquel momento se pintó la cocina, se repararon las tuberías, los sistemas de vapor y se compró una marmita (olla donde se preparan los alimentos).

Asimismo, se pintó el área y se sustituyó todo el cielo raso, el cual presentaba un importante deterioro, debido a la humedad y moho que se formaban por la falla en los sistemas de vapor. Dicho deterioro hacía que se desprendiera la pintura.