Por: Jaime Daremblum.   10 julio

El catolicismo romano en Polonia y Lituania tradicionalmente ha sido admirado por su solidez y expansión numérica. Los rusos, por su parte, han observado desconfiados los rumbos del cristianismo como una amenaza a la civilización ortodoxa. Ahora, sin embargo, el Kremlin mira con acentuada preocupación que en Lituania se declare el paganismo como una denominación religiosa reconocida oficialmente.

Recordemos que el gobierno soviético persiguió a los paganos, pero, tras la implosión soviética, las nuevas autoridades simplemente los han ignorado

El comité de seguridad nacional del Parlamento lituano ha dado su visto bueno para el reconocimiento de la comunidad romuva, de la fe de los antiguos pobladores bálticos, a pesar de sus lazos espirituales y orgánicos con los paganos rusos. Hay sectores lituanos que objetan los vínculos del grupo con la Federación Rusa, lo cual los portavoces de la romuva niegan. En cambio, afirman tener relaciones con organizaciones similares de diversos países.

En junio de 1998, tuvo lugar en Vilna, la capital lituana, el primer foro mundial pagano. La razón para efectuar dicho cónclave en esa capital se debió a que Lituania fue el último país europeo cristianizado. Además, la antigua fe persiste entre un gran número de ciudadanos y también muchos rusos hermanos de fe asistieron al foro.

Recordemos que el gobierno soviético persiguió a los paganos, pero, tras la implosión soviética, las nuevas autoridades simplemente los han ignorado. En cambio, en Lituania, los paganos desempeñaron un papel de gran relevancia en la lucha independentista. Ahora, se abre la oportunidad para que “la vieja fe” pueda amparar matrimonios y se convierta en una materia de la instrucción escolar si los alumnos y padres de familia así lo solicitan.

Los lazos entre los paganos lituanos y rusos pueden apreciarse en que ambas naciones poseen identidad en sus respectivas deidades. El dios del trueno en Lituania, Perkunas, es Perun en Rusia. También hay similitud en el ritual de ambos países. Estas correspondencias han alimentado diversas opiniones sobre el posible papel de Lituania en el esquema bélico de la OTAN de cara a Rusia.

En este sentido, un libro en boga, La amenaza oculta de los lituanos paganos, contiene una discusión anónima en torno a Lituania y el papel ofensivo que los paganos lituanos podrían desempeñar bajo la dirección de la OTAN. La idea parece haber tomado vigor en círculos cercanos a la dirección de la OTAN y nadie ha puesto en entredicho la seriedad adquirida por esta especulación.

jaimedar@gmail.com