Por: Fiorella Masís.   6 julio
Thibaut Courtois despeja un peligroso remate de Neymar. Foto: AP /Frank Augstein
Thibaut Courtois despeja un peligroso remate de Neymar. Foto: AP /Frank Augstein

El portero belga Thibaut Courtois tuvo mucha culpa en la eliminación de Brasil, al aparecer con tapadas determinantes en el partido de cuartos de final que culminó con victoria para los europeos (2-1).

Courtois elevó sus números considerablemente para negarle el tanto a Coutinho o Neymar, a quienes les detuvo peligrosos remates.

Antes de enfrentar a la Canarinha, el guardameta tenía nueve tapadas en Rusia 2018, pero este viernes duplicó esa cantidad, al llegar a 18.

Es decir, en un compromiso hizo la cantidad de paradas que acumulaba en cuatro juegos anteriores.

Cuando Brasil estuvo cerca del gol le falló la definición o apareció Courtois para ahogar el grito de los miles de aficionados vestidos de amarillo y verde.

En el primer tiempo Coutinho probó las manos del europeo con un potente remate desde fuera del área (36′). Mientras que en la segunda mitad, cuando Brasil buscaba el empate de forma desesperada, Courtois se elevó al máximo y sacó una pelota que Neymar lanzó con sello de gol.

No se cansó de aparecer cuando su selección más lo necesitó. Y su 1,99 centímetros de estatura le sirvieron para llegar a cada rincón donde Brasil intentó poner los balones.

Solo el tanto de Renato Augusto, un cabezazo perfecto en el minuto 76, fue capaz de dejar a Courtois hincado, aunque se levantó y siguió con su recital de tapadas para llegar a las 18 en el torneo.

Courtois suma cinco juegos como titular indiscutible (479 minutos) y en dos de ellos había dejado su valla invicta (ante Inglaterra y Panamá en fase de grupos).

Hasta ahora ha corrido 20 kilómetros, ha realizado 168 pases, con una efectividad del 78%.

La actuación contra la pentacampeona del mundo aumentó el favoritismo de su selección para alzarse con la copa y también las acciones para que Courtois pelee por el Guante de Oro.

En esa lucha, quedan vivos Hugo Lloris de Francia, Jordan Pickford (Inglaterra), Daniel Subasic (Croacia), Igor Akinfeev (Rusia) y Robin Olsen (Suecia).