Agencia AFP. 12 julio

El Mundial de fútbol es más que un balón rodando y el orgullo por dejar a su país en el mejor lugar posible.

Todo lo que sucede alrededor de la pelota deja curiosidades, anécdotas y supersticiones que envuelven a futbolistas, aficionados y prensa. Aquí algunas de ellas a pocos días de que finalice la fiesta de Rusia 2018.

1. Los paralelismos entre la Francia campeona mundial de 1998 y la que quiere serlo en este 2018 son numerosos. Si hace 20 años había un gesto-talismán, el beso que daba el defensa Laurent Blanc sobre el cráneo sin pelo del arquero Fabien Barthez, en los Bleus actuales hay otra superstición que por ahora ha dado buena suerte: el atacante Antoine Griezmann inició la costumbre de tocar el bigote y la barba al defensor Adil Rami y luego otros jugadores han seguido su ejemplo. El martes, antes de la semifinal, el Twitter oficial del equipo intentaba llamar a la buena suerte mostrando la imagen de Griezmann haciendo ese gesto, con el mensaje “El bigote está OK”, como señal de optimismo. Funcionó: los franceses ganaron 1–0 a Bélgica y se convirtieron en los primeros finalistas.



2. A falta de la final del domingo, Francia ha jugado seis partidos y ha vestido de manera diferente en todas ellas, sin repetir por completo nunca. Comenzó ante Australia (2-1) con camiseta azul, pantalón blanco y medias azules, para luego pasar ante Perú (1-0) a un uniforme con camiseta y pantalón azules acompañado de medias rojas. En el cierre de la fase de grupos ante Dinamarca (0-0) fueron blancas la camiseta y las medias, con el pantalón azul. En octavos ante Argentina (4-3) lució tricolor: camiseta azul, pantalón blanco y medias rojas. Contra los uruguayos (2-0) en cuartos fue todo de blanco y en semifinales ante Bélgica (1-0) también fue de un único color, esa vez de azul.

Aficionados de Francia celebran la victoria sobre Bélgica en la semifinal de Rusia 2018. Foto: AFP
Aficionados de Francia celebran la victoria sobre Bélgica en la semifinal de Rusia 2018. Foto: AFP


3. La cadena de televisión belga La Une sorprendió a todos el martes después de la eliminación de sus Diablos Rojos el martes, con una entrevista en el plató con Eden Hazard. ¿Cómo podía ser que el astro del equipo estuviera con los periodistas en Bruselas si acababa de jugar en San Petersburgo? Porque realmente no estaba allí, sino en el vestuario del estadio. Su imagen había sido convertida en un holograma y el efecto para el espectador era que el jugador del Chelsea estaba ahí, sentando junto a los presentadores. ¿Una idea para las entrevistas del futuro?

4. Los usuarios del metro de Bruselas escucharon sorprendidos una canción de Johnny Hallyday animando a la selección de Francia, un día después de que Bélgica perdiera ante esa selección en semifinales del Mundial. El motivo no era que el encargado de la megafonía fuera un francés deseando hacer leña del árbol caído, sino una apuesta perdida por la empresa que gestiona el metro de Bruselas, que había propuesto al metro de París que cambiara un día su estación “Saint-Lazare” por “Saint-Hazard” (por Eden Hazard) en caso de victoria belga sobre los franceses. Desde la capital francesa les dijeron que estaban de acuerdo si triunfaban los pupilos de Didier Deschamps, ellos ponían en su megafonía esa canción, que fue compuesta para animar a los Bleus en el Mundial 2002. Sonó dos veces, a las 8:30 a. m. y luego a las 10:30 a. m.

Nación Mundialista: ¿Cuál es la clave de Francia para estar en la final de Rusia 2018?

5. La pasión por el fútbol lleva a algunos a ciertos extremos. Es lo que le ocurrió a una abogada de Dakar, hincha de la selección francesa, que pidió el martes que se suspendiera un juicio sobre desvío de fondos públicos ya que esa tarde jugaban los Bleus, para ella “el único equipo africano todavía en liza en el Mundial”. “Me interesaba sobre todo porque está (Benjamin) Mendy”, dijo a la AFP la abogada Borso Pouye este miércoles, en alusión al internacional francés de origen senegalés. “Los acusados que estaban en libertad me dijeron también que estaban interesados en un parón para ver el partido. Transmití la petición al juez”, apuntó la jurista. El presidente del Tribunal de Apelación, Demba Kandji, declinó educadamente la petición y el juicio no se vio afectado por el partido de fútbol.