Daniel Jiménez. 16 febrero
John Jairo Ruiz no hacía un buen partido, pero marcó su primer gol con los morados en el torneo. Foto: Rafael Pacheco
John Jairo Ruiz no hacía un buen partido, pero marcó su primer gol con los morados en el torneo. Foto: Rafael Pacheco

Saprissa enfrentó a Grecia pensando en su partido del martes contra Tigres, en la Liga de Campeones de Concacaf. De eso no queda ninguna duda, porque la alineación de los morados así lo demuestra.

Y esa movida funcionó, en vista de que los morados se dejaron los tres puntos al vencer 4-2 a Grecia en la Cueva le dieron descanso a sus hombres más regulares.

En sus primeros tres juegos al frente de los tibaseños, la apuesta de Wálter Centeno era darle continuidad a un once titular en el que el único cambio había sido la incorporación del atacante Rubilio Castillo, pues el hondureño empezó su aventura en la S de cambio y a partir del clásico está dentro de los hombres de arranque.

La formación estelar de Paté es muy clara y bien conocida: Aarón Cruz; Luis José Hernández, Aubrey David, Michael Barrantes y Ricardo Blanco; Mariano Torres, Marvin Angulo, Juan Bustos y Christian Bolaños; Johan Venegas y Rubilio Castillo.

Prácticamente es un hecho que ellos son los soldados morados que le harán frente al primer careo contra el equipo de Ricardo Ferretti, que por cierto, este sábado venció 3-2 a Necaxa, con doblete de André Pierre Gignac y un gol de Enner Valencia.

Contra sus expupilos, Centeno puso a jugar a la banca de Saprissa.

De sus titulares, solamente conservó a Aarón Cruz en la portería. Algo que también se convierte en un aviso para Alejandro Gómez, de que tiene poco chance de jugar.

Aparte de Cruz, también enfrentaron a los líderes del torneo Yostin Salinas, Heiner Mora, Jaikel Medina y Jaylon Hadden; Juan Gabriel Guzmán, Stwart Pérez y Suhander Zúñiga; John Jairo Ruiz, Julen Cordero y Jairo Arrieta.

“Es el primer partido que hago con Wálter, hay que seguir mejorando. Jugamos contra un equipo con una idea clara y a veces jugamos al contragolpe. A veces hay que cambiar y nosotros lo hicimos de otra forma. Este grupo no había tenido oportunidad y se demostró que cualquiera de nosotros puede anotar”, dijo Stwart Pérez.

De los estelares habituales, Paté dejó en la suplencia a Michael Barrantes, Marvin Angulo y Rubilio Castillo. Además, fue la primera vez que el argentino Alejandro Cabral entró en convocatoria, tras la lesión que sufrió en la segunda fecha del campeonato.

Centeno se guardó sus mejores fichas para el duelo contra Tigres y en el primer tiempo, el marcador le daba la razón. Los tibaseños ingresaron al camerino en el medio tiempo con una ventaja contundente de 3-0, con doblete de Stwart Pérez y un tanto de John Jairo Ruiz.

Pero en ese receso, Allan Alemán hizo que sus hombres reaccionaran y le pegaron un susto al Saprissa, con los goles de Diego Estrada en el minuto 49 y Álvaro Sánchez, en el 56. Además, Lucas Nicolás tuvo una opción clara para que Grecia empatara, pero Aarón Cruz se lució con una tapada.

Si los griegos perdonaron, la S no, porque en tiempo de reposición, en el minuto 93, Rubilio Castillo marcó su segundo tanto en Costa Rica y dictó la sentencia final por 4-2.

“Me había imaginado entrar y anotar. Pudimos concretar las que nos quedaron y estoy aprovechando las ocasiones que tengo”, apuntó el catracho, quien llegó con cartel de goleador y no defrauda.