Fanny Tayver Marín. 16 septiembre
Fabiola Sánchez retornó al fútbol nacional en junio, tras militar en Israel. Fotografía: John Durán
Fabiola Sánchez retornó al fútbol nacional en junio, tras militar en Israel. Fotografía: John Durán

En un momento de apremio, angustia y dolor en el pie, Fabiola Sánchez experimentó en carne propia uno de los beneficios de jugar ahora en el equipo de fútbol femenino CODEA - Liga Deportiva Alajuelense.

La defensora fue titular en el partido del viernes pasado en el que las rojinegras vencieron 1-0 a Dimas Escazú en el Estadio Nicolás Macís, con anotación de la goleadora Priscila Chinchilla.

Sánchez no pudo terminar el encuentro, porque sufrió una lesión que hoy la tiene en reposo y que la hará estar varias semanas fuera de las canchas.

“Le he dado muchas vueltas y fue una jugada muy rara, creo, porque no me acuerdo bien. Fue como que perdí el balance y me fui para atrás. El pie se me quedó pegado, le puse todo el peso y no he visto el video para saber bien qué pasó; se me dobló el pie y no sé, me empezó a doler”, relató la futbolista manuda a La Nación.

Ese mismo viernes por la noche, Sánchez se fue directo de Escazú al Estadio Alejandro Morera Soto para recibir atención médica por parte del doctor Alfredo Gómez.

(Video) ¿Qué ha pasado en Alajuelense?

“De una vez me fui para allá, porque la Liga estaba jugando y tuve ese chance de que el doctor andaba ahí para que me viera de una vez. Él me revisó, me dijo que sí se veía un poco complicado. Me mandó a hacerme unas placas, el sábado me las hice, fui el domingo para que me revisara y lo que salió es que tengo una fisura en el peroné”, relató la jugadora.

Ya no le duele tanto y hoy se siente un poco mejor que el viernes, aunque sabe que debe tener un poco de paciencia.

“No es de operar. Se ve medio complicado, pero el doctor me dijo que es nada más de esperar a que el hueso empiece a sellar, darle como un mes de descanso sin apoyar el pie y esperar para ir viendo cómo progresa”.

Con la experiencia que tiene, la futbolista que representó a Costa Rica en los mundiales femeninos Sub-17 en Nueva Zelanda 2008, Sub-20 Alemania 2010 y Mayor Canadá 2015 se toma las cosas con calma, porque sabe que el fútbol es un deporte de contacto y que siempre estará expuesta a una lesión.

Solo que esta vez fue diferente, porque se siente más respaldada.

“Eso fue como algo milagroso. No puedo decir que tuve suerte porque me pasó lo de la lesión, pero definitivamente que la Liga en este momento esté apoyándonos es importantísimo y me salvé, primero porque me pudiera ver el doctor inmediatamente el mismo día y que me hicieran la placa tan rápido; tengo que agradecerlo mucho”, apuntó Sánchez.

Pero asegura que el cambio más significativo para ellas es jugar en el Morera Soto.

“Empecemos por el hecho de jugar en el estadio, porque las canchas donde se juega el fútbol femenino, en su mayoría, son un bastante limitadas, porque en esa de Escazú es muy fea, muy dura, muy difícil, y con solo tener ese privilegio de poder jugar en una cancha tan buena como la del Morera es un avance grandísimo para cualquier equipo, ya sea casa o de visita”, citó la futbolista de CODEA - Liga Deportiva Alajuelense.

Las manudas visitarán el próximo lunes a la UCR en el Polideportivo de Belén.