Jairo Villegas S.. 9 abril
Aficionados de Alajuelense encendieron bengalas durante el partido ante Saprissa, el sábado. Por este hecho, la Liga fue multada con ¢100.000. La pólvora no provocó la sanción sobre el estadio, sino la invasión de los aficionados a la Zona Mixta. Fotografia: John Duran
Aficionados de Alajuelense encendieron bengalas durante el partido ante Saprissa, el sábado. Por este hecho, la Liga fue multada con ¢100.000. La pólvora no provocó la sanción sobre el estadio, sino la invasión de los aficionados a la Zona Mixta. Fotografia: John Duran

El Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol vetó con un partido el Estadio Alejandro Morera Soto tras el clásico del sábado, debido a los aficionados que invadieron la zona mixta e insultaron al jugador del Saprissa, Johan Venegas.

(Video) Aficionados de Alajuelense llegan a la zona mixta e insultan a Johan Venegas

De esta manera, los manudos deberán buscar una sede alterna para recibir a Herediano, el sábado 20 de abril, en su penúltimo partido de la primera fase.

El Comité consideró la zona para entrevistas como parte del terreno de juego, basado en el artículo 5 del reglamento disciplinario, lo cual convirtió el hecho en una reincidencia, pues en el juego ante Cartaginés (2 a 2), también en el Morera Soto, hubo invasión de aficionados. En esa ocasión algunos seguidores ingresaron a la gramilla al final de juego a reclamarle a los jugadores su rendimiento.

Alajuelense manifestó en un comunicado de prensa que rechaza el castigo y que "presentará los recursos correspondientes ante los entes competentes”, por cuanto considera que la Zona Mixta no es parte del terreno de juego.

Herediano, por su parte, aseguró que el tema no le compete, si bien ve con buenos ojos que se aplicara el reglamento.

"Es lamentable que esos hechos ocurran y tengan que ser sancionados. Estamos muy satisfechos porque se está aplicando el reglamento”, comentó el presidente rojiamarillo Juan Carlos Retana, quien además instó a Alajuelense a tomar medidas por su cuenta, independientemente de lo decidido por el Disciplinario.

“Estima el Tribunal también que se produjo un peligro inminente para la integridad física de al menos un jugador del equipo visitante (Johan Venegas), toda vez que la cantidad de aficionados invasores era de al menos 12 personas, según precisa el informe del comisario de seguridad”, dice el reporte del Disciplinario.

De hecho, en ese momento al menos uno de los seguidores manudos insultó a Johan Venegas, a quien le dijo “muerto de hambre”, en reiteradas ocasiones.

Se interpreta del informe del Tribunal que el castigo no fue mayor porque la seguridad privada evitó “la producción de resultados más gravosos”. Además del veto, Alajuelense deberá pagar ¢150.000 por esta invasión.

A ese monto se le suman ¢100.000 por el lanzamiento de objetos no peligrosos a la cancha, ¢100.000 por encender bengalas, ¢100.000 por la presencia en las gradas de banderas más grandes de lo permitido y ¢100.000 por el irrespeto a las zonas amarillas de los graderíos, que por por seguridad no pueden ser ocupadas por aficionados. En total, la Liga deberá pagar ¢550.000.

La Nación sabe de fuentes confiables que La Doce le pagó este martes a Alajuelense ¢200.000, para la cobertura de la multa por bengalas (¢100.000); se desconoce de cuál otra acción se está responsabilizando la barra; podría corresponder a las banderas que exceden el tamaño permitido, portadas por aficionados del sector oeste, según el informe de los comisarios.

(Video) Nación Deportiva: ¿Qué se le viene tras el veto al Morera Soto?

Además, el Disciplinario le advierte a los manudos que en caso de reincidencia con las bengalas, hecho que detuvo el partido durante casi siete minutos, la cancha les será sancionada con un partido.

De momento, el juego ante Herediano no podrá jugarse en el Morera Soto. El partido puede ser clave para los rojinegros en su lucha por la clasificación. Ahora el Team tiene 31 puntos, al igual que Cartaginés, mientras que los erizos suman 27. La diferencia de puntos y la cantidad de equipos en disputa, prácticamente obliga al cuadro rojinegro a ganar sus tres juegos restantes (visita a Carmelita, de local contra Herediano y Guadalupe).

El cuadro liguista podría regresar a su estadio en la última fecha, cuando reciba a la escuadra guadalupana.