Por: Fanny Tayver Marín.   12 julio
La etapa estaba en marcha y los ciclistas fueron testigos de una quema accidental en el camino entre Brest y el Muro de Bretaña. Fotografía: AFP / Philippe López
La etapa estaba en marcha y los ciclistas fueron testigos de una quema accidental en el camino entre Brest y el Muro de Bretaña. Fotografía: AFP / Philippe López

El Tour de Francia está que arde y eso que aún no empiezan las etapas dramáticas que amenazan con provocar un reacomodo drástico en la clasificación general.

La jornada de 181 kilómetros entre Brest y el Muro de Bretaña, de este jueves, dejó buenas sensaciones para los integrantes de Movistar Team, porque en la primera pincelada de montaña, el británico Chris Froome (Sky) cedió algunos segundos con respecto a varios favoritos, entre ellos Alejandro Valverde y Mikel Landa.

Solo que el colombiano Nairo Quintana, quien es el que necesita recuperar terreno perdido, no pudo recortarle tiempo al campeón defensor.

El irlandés Daniel Martin (Emiratos Árabes) se dejó la victoria con un tiempo de 4:13:43, seguido por Pierre Latour (Ag2r) a un segundo y Valverde fue tercero, a 3 segundos.

Bala, como es conocido Valverde en el mundo del ciclismo, estaba muy interesado en buscar la victoria del día.

Si no se le daba el triunfo en la sexta etapa de la ronda gala, quería arribar de segundo, o de tercero, pues la bonificación estaba en juego y le ayudaría a mejorar su tiempo en la general.

Movistar Team había estudiado bien la etapa y sabía que podía aspirar a algo importante.

Así lo confesó el propio Andrey Amador en declaraciones a ESPN, al decir que “el final es un poquito más apto para nosotros”.

Andrey Amador corre la edición 105 del Tour de Francia con el dorsal 105. Fotografía: AFP / Marco Bertorello
Andrey Amador corre la edición 105 del Tour de Francia con el dorsal 105. Fotografía: AFP / Marco Bertorello

“Ir bien colocados conlleva a que Alejandro pueda buscar sus opciones, que Nairo (Quintana) y (Mikel) Landa que no pierdan tiempo en la cabeza, que es un poco el trabajo que nos corresponde”, manifestó el tico.

Al término de la jornada, Quintana y Landa también cerraron a 3 segundos, en los puestos 13 y 16 respectivamente.

Por su parte, Amador cruzó la meta en el puesto 71, a 2:17.

Según el pedalista nacional, esta ronda gala tiene un alto nivel de dificultad.

“Hay temas de tensión, de peligro. Obviamente la (etapa) del domingo con los adoquines se lleva el premio, los días están siendo de muchísima tensión, todavía la gente está al mismo tiempo, hay muchísimos intereses de los equipos también y eso hace que haya mucho peligro en la carrera”.

Los percances son una amenaza para todos y este jueves el afectado fue el holandés Tom Dumoulin (Subweb), quien sufrió un pinchonazo a 5 kilómetros del final.

Uno de los hombres en salir bien librado fue el campeón olímpico, el belga Greg van Avermaet (BMC), al defender a capa y espada su camisa amarilla de líder general.

El belga Greg van Avermaet corrió este jueves vestido de amarillo como líder general. Fotografía: AFP / Philippe López
El belga Greg van Avermaet corrió este jueves vestido de amarillo como líder general. Fotografía: AFP / Philippe López

Van Avermaet registra un tiempo de 22:35:46 en la tabla acumulada, seguido por el británico Geraint Thomas (Sky) a 3 segundos y el estadounidense Tejay van Garderen (BMC) es tercero, a 5 segundos.

El colombiano Rigoberto Urán pasó del décimo puesto a la sétima casilla y marcha a 45 segundos, mientras que Alejandro Valverde es octavo, a 51 segundos y Mikel Landa aparece de duodécimo, a 55 segundos.

Froome marcha de 14, a 1:02 y Quintana está en el puesto 27, siempre a 2:10.

“Hay que seguir atentos a todo. Sabemos que es difícil, pero seguimos librando días difíciles como este jueves”, mencionó el colombiano.

Y Amador escaló 12 puestos en la general, al pasar del lugar 108 al 96 y se encuentra a 14:11 del líder.

Este viernes se correrá la sétima etapa del Tour de Francia, con 231 kilómetros planos entre Fougères y Chartres.