José Pablo Alfaro Rojas. 12 junio

(Video) Lo malo y lo bueno de Costa Rica vs. Bélgica

1. Por lo visto ante Inglaterra y Bélgica, ¿saldrá goleada la Sele ante Serbia?

No necesariamente. Óscar Ramírez utilizó ante Bélgica un pressing distinto. En los primeros 25 minutos apretó en el último cuarto de cancha, luego varió por un tipo de presión intermedia y el equipo dejó muchos espacios entre el ataque y la retaguardia. Es evidente que a la Nacional le cuesta presionar arriba. También sufre para ser constante en la elaboración de juego y en las transiciones. Sin embargo, si corrige los principales yerros defensivos y conoce a fondo las debilidades de Serbia, puede conseguir un buen resultado. Es claro que ante los serbios no se saldrá a especular ni a probar piezas o sistemas. Es clave que el equipo retome la confianza atrás, que fue la que sostuvo al plantel en partidos importantes. También es cierto que Serbia no tiene los atributos ofensivos de Bélgica, que en la actualidad es la selección número tres del mundo.

Bryan Oviedo y Christian Gamboa intentan robarle la pelota a Eden Hazard. Fotografía: AFP.
Bryan Oviedo y Christian Gamboa intentan robarle la pelota a Eden Hazard. Fotografía: AFP.

2. ¿Tiene Costa Rica el poderío ofensivo para proponer en Rusia?

No. Costa Rica es un equipo que genera, en promedio, tres ocasiones de gol por juego. Basa su éxito en un bloque sólido que pueda mantener su arco en cero y aprovechar las pocas ocasiones de gol que genera por partido. Además, sus hombres de ataque no pasan su mejor momento. Con excepción de Bryan Ruiz y Joel Campbell, la Nacional no tiene un elemento en ofensiva que pueda romper un libreto. Por ejemplo, Christian Bolaños no está en su mejor momento, y Johan Venegas y Marco Ureña pueden desempeñarse bien en ciertos partidos, de acuerdo a las debilidades que presente el adversario, pero no son figuras ni hombres determinantes.

Bryan Ruiz anotó el gol de Costa Rica ante Bélgica. / AFP PHOTO / EMMANUEL DUNAND
Bryan Ruiz anotó el gol de Costa Rica ante Bélgica. / AFP PHOTO / EMMANUEL DUNAND

3. ¿Mostró Christian Bolaños que puede ser titular en el debut mundialista?

No. Bolaños es un futbolista inteligente, que comprende muy bien los movimientos que debe ejecutar para colaborar con la zaga y acelerar o bajar el ritmo del partido. Sin embargo, en la última eliminatoria pesó por su alto grado de protagonismo en la generación con balón, algo que se le dificulta hoy en día después de la fractura de tobillo. Frente a Bélgica estuvo lejos de su mejor cara; tímido con la esférica y con dificultades en el uno contra uno. Indudablemente, pesaron más en el esquema Daniel Colindres y Joel Campbell. Ambos pueden ocupar su puesto.

Bolaños volvió al once de la Tricolor frente a Bélgica. Fotografía: AP.
Bolaños volvió al once de la Tricolor frente a Bélgica. Fotografía: AP.

4. ¿Qué es lo que más le cuesta a la Sele en ataque?

A Costa Rica le cuesta tener profundidad en el último cuarto de cancha. Cuando apuesta por replegarse, el equipo tiene pocos argumentos para contragolpear y sumar hombres al ataque. Frente a Inglaterra creó muy pocas oportunidades de gol. Ante Bélgica, en los primeros 25 minutos, mejoró notablemente en ataque, pero al hacerlo también dejó espacios atrás. El equipo todavía no encuentra un equilibrio para ser peligroso sin quedar expuesto en defensa. Le cuesta no volverse predecible e individualmente tiene pocos argumentos para variar el libreto.

Venegas ingresó de variante frente a Bélgica. En la imagen presiona a Dedryck Boyata. Fotografía: AP
Venegas ingresó de variante frente a Bélgica. En la imagen presiona a Dedryck Boyata. Fotografía: AP

5. ¿Qué es lo que más le cuesta a Costa Rica en defensa?

La cohesión entre el mediocampo y la zaga le dificulta a la Nacional mantener un bloque firme. Queda muy expuesto cuando trata de ir al frente y aún se sufre por los costados, principalmente ante adversarios que exigen a los carrileros en el uno contra uno. Cuando se repliega con todo el equipo detrás de la línea de medular es cuando deja menos espacios, pero al mismo tiempo se vuelve predecible en ofensiva y depende de alguna corrida de Marco Ureña para llegar al área contraria.

La Tricolor recibió seis goles en los dos juegos frente a Inglaterra y Bélgica. Solo marcó un tanto y generó muy pocas ocasiones de gol.
Acosta trata de presionar a Eden Hazard. Fotografía: AFP.
Acosta trata de presionar a Eden Hazard. Fotografía: AFP.

6. ¿La base que disputó el Mundial de Brasil llega al mismo nivel a este Mundial?

No, principalmente del mediocampo hacia adelante. Christian Bolaños recién se recupera de una lesión. Joel Campbell vive una situación similar. Ambos parecen llegar a este Mundial en otro estado de forma. También sucede con Celso Borges, a quien le cuesta pisar el área y repeler los embates del adversario. En Brasil fue el hombre que más kilómetros recorrió para Costa Rica.

Marcus Rashford cubre la pelota, mientras es presionado por Celso Borges. Fotografía: AP
Marcus Rashford cubre la pelota, mientras es presionado por Celso Borges. Fotografía: AP

7. ¿Los rivales de Rusia 2018 tienen menos nivel que los de Brasil 2014?

No. Quizás Suiza tiene menos nombre, pero se ubica en el lugar seis del ranquin FIFA. Es un equipo sólido atrás, con futbolistas que militan en clubes importantes de Europa. Tiene una base consolidada desde hace mucho tiempo. Brasil es el número dos del mundo y es considerado uno de los planteles con más volumen ofensivo de la actualidad. Serbia es la que guarda un perfil más bajo entre los tres rivales, pues cambió de entrenador a pocos meses del Mundial y tiene menos figuras que Brasil y Suiza.

Brasil es la selección número dos del mundo, según el ranquin FIFA. Fotografía: AFP.
Brasil es la selección número dos del mundo, según el ranquin FIFA. Fotografía: AFP.

8. ¿Por qué Óscar Ramírez duda entre alinear a Ureña o Venegas en el debut mundialista?

La elección del hombre en punta dependerá de la fórmula que decida utilizar ante Serbia. Por ejemplo, si quiere un jugador que corra al espacio y busque la espalda de los centrales, probablemente apueste por Ureña. Si prefiere un futbolista que pueda dominar la pelota de espaldas al marco rival y tenga un mejor juego aéreo, Venegas será el elegido. La gran duda surge porque Ramírez recalcó en una conferencia de prensa todas las virtudes de Venegas y lo que le puede ofrecer como hombre en punta. A la vez, todavía no da pistas sobre la propuesta ofensiva para el duelo ante los serbios.

Marco Ureña presiona a Kevin de Bruyne. Fotografía: AFP.
Marco Ureña presiona a Kevin de Bruyne. Fotografía: AFP.

9. ¿Perdió protagonismo Daniel Colindres para empezar como titular en Rusia?

Curiosamente Colindres hizo un buen partido ante Irlanda del Norte, pero no jugó un solo minuto contra Inglaterra y Bélgica. Esta pregunta es difícil de contestar, pues Óscar Ramírez ha dicho que ya sabe lo que le puede dar Colindres, por lo que quería darle minutos a Bolaños en el duelo frente a Bélgica y Campbell como volante en el cotejo ante Inglaterra. Antes de los fogueos, Colindres se perfilaba como el suplente natural de Bolaños, después de que el volante se lesionó el tobillo.

Colindres fue titular ante Irlanda del Norte, pero luego se quedó sin jugar ante Bélgica e Inglaterra. Fotografía: Rafael Pacheco.
Colindres fue titular ante Irlanda del Norte, pero luego se quedó sin jugar ante Bélgica e Inglaterra. Fotografía: Rafael Pacheco.

10. ¿Quedaron expuestos los laterales de Costa Rica en los amistosos?

Sí. Tanto Christian Gamboa como Bryan Oviedo quedaron expuestos. Gamboa sufrió en la zaga en el duelo ante Inglaterra y Oviedo no pudo controlar los embates de Bélgica, al punto de ser reemplazado en el segundo periodo del compromiso. Ciertamente, tampoco hubo poco acompañamiento de los volantes para ayudar a los laterales ticos.

Gamboa sumó mucho protagonismo en ofensiva durante los primeros 25 minutos. Bryan Oviedo, en cambio, tuvo un partido para el olvido. Fotografía: AFP.
Gamboa sumó mucho protagonismo en ofensiva durante los primeros 25 minutos. Bryan Oviedo, en cambio, tuvo un partido para el olvido. Fotografía: AFP.