Por: Patricia Recio.   12 junio
La reubicación de la comunidad de los Diques en Cartago, significa un
La reubicación de la comunidad de los Diques en Cartago, significa un "reto" a criterio de la CNE, debido a los problemas sociales y lo populoso de ese asentamiento.

Unas 6.000 personas que viven en los Diques de Taras, Cartago, representan el asentamiento más populoso que podría verse afectado ante la erupción de un volcán en el país. En este caso, el Irazú.

Esa población, se encuentra en la zona donde, de entrar en erupción dicho volcán, llegarían los lahares o avalanchas de lodo por el cauce del río Reventado.

En esa localidad, precisamente se construyeron esos montículos para contener la avalancha que durante las erupciones del coloso en 1963 cobró más de una decena de vidas y arrasó con el poblado de Taras.

Según las proyecciones hechas por el vulcanólogo Guillermo Alvarado Induni, para ese volcán, las corrientes de barro se pueden registrar entre cada 50 y 70 años. La última se presentó hace 55 años.

“Casi sin lugar a dudas el volcán va a entrar en erupción, ¿cuándo? no sabemos”, aseguró Alvarado, durante una presentación en la que repasó el estado actual de los volcanes en el país y los escenarios que podrían presentarse en cada uno de ellos.

En el caso del Irazú, Alvarado mencionó que hay dos escenarios posibles: uno con una erupción corta y con efectos solo en los sectores cercanos, mientras que el otro escenario sería el de una erupción “importante y prolongada”, con efectos importantes sobre la población del Valle Central (por caída de ceniza) y los diques de Cartago.

“Los diques es uno de los mayores problemas que hay, ahí viven 6.000 personas, no debió permitirse la colonización ahí en el mismo sector donde fueron las corrientes de barro. Tarde o temprano esto va a ser un problema cuando el volcán vuelva a hacer erupción”, sentenció Alvarado.

Incluso, según advirtió el funcionario el riesgo no se reduce a una eventual erupción, sino que ante un evento meteorológico importante, podría haber daños, ya que es una zona altamente vulnerable.

Además de las consecuencias por una eventual avalancha para esa comunidad, el vulcanólogo destacó que el Valle Central se vería seriamente afectado por los efectos de las cenizas sobre la salud, industria, tráfico terrestre y aéreo, agua potable, la agricultura y ganadería.

“Las pérdidas económicas se pueden contar en cientos de millones de dólares si fuese una erupción similar a la del Irazú 1963-1965”, citó en su presentación.

El Irazú lleva más de 50 años sin actividad. Foto Jeffrey Zamora
El Irazú lleva más de 50 años sin actividad. Foto Jeffrey Zamora
Advertidos

El riesgo que enfrenta la comunidad de Los Diques no es desconocido para las autoridades de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

De acuerdo con Lidier Esquivel, geólogo de esa entidad, ante ese panorama es que han trabajado proyectos de alerta temprana con la comunidad.

“No solo pensando en términos de un flujo como el de 1963, sino porque hay un río que en eventos extremos puede generar problemas, desde el punto de vista de lluvias”, afirmó.

Según el experto las autoridades tienen una “deuda pendiente”, pues en varias ocasiones han tratado de reubicar esa comunidad, pero debido a la complejidad social y la cantidad de habitantes no se ha logrado.

Sobre las labores de prevención temprana, Esquivel detalló que han realizado en la organización de la comunidad, la identificación de las áreas de mayor riesgo y sistemas de alerta para que los pobladores identifiquen las zonas peligrosas y hacia dónde deben evacuar en caso de una emergencia.

Según el especialista, para que se repita un escenario como el de 1963, cuando tras varios meses de erupciones de ceniza, una correntada de lodo y piedras bajó por el cauce del río Reventado y causó varias muertes en la localidad de Taras, primero es necesario que precisamente se acumulen semanas o meses de la actividad.

“Si nosotros tuviéramos una actividad en el Irazú, nos permitiría una priorización de la intervención en ese barrio y podríamos con todo el respaldo de las situaciones que se presenten hacer una evacuación masiva.

El experto agregó, que además de la reubicación de las familias, el principal reto que enfrentan es el evitar que las zonas sean repobladas.

En ese sector, el área de mayor riesgo es la que se encuentra entre los diques, donde ya se han detectado invasiones de personas que construyen ranchos incluso sobre los diques.

Estado de los principales volcanes.
Estado de los principales volcanes.