Andrés Díaz P., Carlos Soto Campos. 12 julio

Grandes noticias para los fanáticos del thrash metal: los legendarios Max e Igor Cavalera visitarán Costa Rica en noviembre. Los hermanos son reconocidos por su legado en el grupo brasileño Sepultura.

El concierto se realizará el 17 de noviembre en el Club Peppers, ubicado en Curridabat, y es organizado por Black Line Productions.

Los Cavalera estuvieron ligados a Sepultura desde 1985 hasta 1996, en ese entonces, lanzaron siete discos: Bestial Devastation (1985), Morbid Visions (1986), Schizophrenia (1987), Beneath the Remains (1989), Arise (1991), Chaos A.D. (1993) y Roots (1996).

Posteriormente, Max formaría la agrupación Soulfly y, además, tendría un proyecto paralelo junto a su hermano bautizado Cavalera Conspiracy. Ambos proyectos han visitado en el país en los últimos años: Soulfly en el 2016 y Cavalera Conspiracy en el 2012, los dos en Peppers.

Según Black Line Productions, los Cavalera se enfocarán únicamente en los discos Beneath the Remains y Arise, de la época más dorada de Sepultura “cuando cada persona que existía acá tenía cassetes de estos maestros y revelación mundial del thrash metal”, escribieron en su página en Facebook.

El espectáculo tendrá una duración de dos horas y los boletos costarán ¢26.000 en localidad general, y ¢36.000, con acceso frente a tarima y balcones (los precios incluyen cargos por servicio). Pueden asistir mayores de 15 años acompañados de un responsable.

Las entradas se podrán adquirir en Tiendas Insomnio (Mall San Pedro, Heredia, City Mall y San José), Tattoo Blackline (Tibás), Librería Rojas (dentro del Mercado Central de Cartago), tienda In Extremo (San Ramón).