Jessica Rojas Ch.. 16 mayo
Los hermanos Lucía y Joaquín Galán comenzaron su carrera artística en 1981 por impulso de sus padres. A partir de ahí, los argentinos han forjado una trayectoria llena de canciones de despecho y amor. Foto: Cortesía NVIVO.
Los hermanos Lucía y Joaquín Galán comenzaron su carrera artística en 1981 por impulso de sus padres. A partir de ahí, los argentinos han forjado una trayectoria llena de canciones de despecho y amor. Foto: Cortesía NVIVO.

Ella, una mujer empoderada que no permitía engaños y no se callaba nada. Él, todo un galán que muchas veces traicionó la confianza de su pareja. En la ficción, en la música y sobre el escenario, Pimpinela siempre dejó algo muy claro: el amor puede ser desgarrador, intenso y pasional; en la vida real, son dos hermanos talentosos que desde hace 37 años se dedicaron a contar historias cotidianas.

Con esa pasión que los caracteriza es que Lucía y Joaquín Galán, los hermanos Pimpinela, se presentarán el domingo 19 de mayo en el Palacio de los Deportes, ubicado en Heredia, en un espectáculo que promete cautivar tanto a los enamorados como a los engañados. En entrevista telefónica con Viva, Lucía recordó que tal vez han pasado cerca de 10 años desde que estuvieron por última vez en nuestro país, así que aseguró que será un concierto completo donde harán un repaso intenso por esa carrera que han forjado sin interrupción por casi cuatro décadas.

“Tenemos muchas ganas de compartir una vez más con los costarricenses. Estamos muy contentos de volver a su país del cual tenemos recuerdos maravillosos”, dijo la cantante argentina.

Con esta premisa, es posible que los ticos vayan a cantar a todo pulmón éxitos como Valiente, A esa, Olvídame y pega la vuelta o Dímelo delante de ella; temas que indudablemente son parte del cancionero romántico y de despecho de la música de habla hispana; piezas que han sobrevivido al paso de los años y que en su longeva vida han ido ganando nuevos seguidores.

“El encuentro con nuevas generaciones siempre es maravilloso porque son estos nuevos seguidores los que hacen que un artista perdure en el tiempo. Los que estuvieron desde el principio con nosotros y los que han ido creciendo en estos 37 años nos han llevado a recorrer muchos países para dejar nuestra música. Estamos muy agradecidos con las familias de Hispanoamérica porque son las que hacen que sigamos arriba de un escenario”, afirmó Lucía.

Lucía y Joaquín han sabido llevar su relación familiar muy de la mano con la profesional. Según la cantante, durante el camino se han complementado más allá de su lazo de hermandad y eso lo aprovechan para aplicarlo en la música.

El dúo Pimpinela se ha destacado también por su talento en la actuación. En cada tema, los hermanos le ponen sazón a la interpretación. Foto: Cortesía NVIVO.
El dúo Pimpinela se ha destacado también por su talento en la actuación. En cada tema, los hermanos le ponen sazón a la interpretación. Foto: Cortesía NVIVO.

“La relación nuestra es muy sólida, siempre nos hemos llevado muy bien, por eso creo que nos hemos animado a emprender este mundo de la música juntos. Por supuesto que hay diferentes formas de pensar y si bien tenemos los mismos objetivos, hemos aprendido con los años a respetar esas diferencias, a entenderlas y a saber que atrás de una palabra que lastime no hay una intención de hacerlo; eso es lo más importante. Nos comunicamos, respetamos los espacios del otro, en fin, hacemos lo que debemos al estar al lado de alguien con quien se trabaja y se vive a diario”, explicó la artista.

Un estilo particular

Al pensar en Pimpinela, al ver sus presentaciones en directo o los videos de sus canciones, rápidamente la memoria asocia al dúo con una pareja que discute, que se perdona, que se enamora y desenamora. Mientras cantan, la imaginación los ubica como eso, una pareja, y queda a un lado el tema de que son hermanos.

Es justamente esa capacidad interpretativa la que ha marcado el estilo musical de Pimpinela, al menos durante sus primeros 20 años en la música. Para lograr que el público se identificara con los problemas de pareja que cantaron en las dos primeras décadas de su trabajo tuvieron que echar mano de la actuación, algo que además de cantar, también se les da muy bien.

Esa intensidad que desatan en cada canción, los reclamos de ella y las excusas de él se sienten muy reales. “La interpretación es la característica principal de nuestro estilo. Podemos mezclar el teatro con la música que son nuestras vocaciones: la música por parte de Joaquín y el teatro por mi parte. Eso nos da la posibilidad de darle más intensidad a las historias que cantamos para que la gente se sienta que está espiando la intimidad de una pareja. Lo importante es que el público se sienta identificado con las historias y que mediante la actuación también podamos remarcar más las historias, eso es algo muy especial para nosotros como artistas”, aseveró.

Otra de las características que los identifica es el lenguaje sencillo y coloquial con el cual relatan sus canciones. Para el dúo, la cercanía con su público es de mucha importancia, hablar claro y directo es la mejor manera para que sus mensajes calen en los corazones que los han acompañado en este trayecto.

“Lo principal es que son historias comunes que a cualquier persona, vivas donde vivas, nos ha pasado. Hay cosas maravillosas a través del amor y cosas tristes para quienes hemos amado, cada persona enfrenta sus problemas diarios y con este lenguaje tan común nos identificamos todos”, agregó la artista.

Pimpinela ha variado su estilo durante su trayectoria, eso sí, lo han hecho sin dejar sus raíces por completo. En sus inicios, era el desamor y los enfrentamientos de pareja su carta de presentación y así se mantuvieron hasta principios de la década de los 90 cuando dejaron un poco el drama y se enfocaron en temas más relajados. Algo similar sucedió en los 2000 cuando aprovecharon sus voces para tocar temas sociales sin apartarse del romance.

“Estas etapas las hemos vivido de muchas maneras, en casi 40 años de carrera hemos atravesado situaciones y modas diferentes. Nos hemos ido adaptando y acostumbrando a los cambios; después de tantos años uno como que ya avanza por inercia y por el interés del público que son en definitiva quienes marcan el éxito de un artista”, finalizó Lucía.

Del concierto

El recital de los hermanos Galán dará inicio a las 7:30 p. m. Todavía quedan entradas para el concierto, se pueden comprar en el sitio web NVIVO (www.nvivo.cr).

Los precios y localidades son: $32 (¢19.026) general, $45 (¢26.755) platea premium, $75 (¢44.592) Visa Infinite y $115 (¢68.375) Super fan. Los precios en colones son calculados con el tipo del cambio del dólar del 15 de mayo, (los montos no incluyen los cargos por servicio), además, los clientes que compren con tarjetas Visa recibirán un 20% de descuento.

Para este encuentro, será el costarricense Jorge Chicas el encargado de la apertura del espectáculo.